Cumbe Mayo

Lugar de particular interés, se sitúa a 20km al NO de la ciudad de Cajamarca, a una altitud de 3400msnm. Diversos elementos naturales y culturales conforman Cumbemayo un escenario de privilegio. El llamado acueducto, es una singular obra de ingeniería hidráulica de la época preincaica, estudiada por Tello con el asombro de quien se enfrenta a una creación monumental. Tello describe el acueducto como: ?Una maravilla del Arte antiguo Americano?. Se trata de un canal abierto en la roca, con trazos lineales y quebrados en ángulos rectos, fue construido con la finalidad de derivar y aprovechar las aguas que fluyen de la vertiente del Pacifico hacia la del Atlántico. En el conjunto encontramos cuevas que contienen una cantidad significante de petroglificos. La Naturaleza en Cumbemayo se integra a la producción humana o al revés, como quiera verse mediante formaciones asombrosas que la erosión ha ido dejando a lo largo del tiempo. El llamado santuario es un farallón en forma de cabeza humana en la parte correspondiente a la boca, el hombre excavó una gruta que llenó de figuras labradas en la piedra, íconos aún no descifrados. A lo largo del canal vamos descubriendo una serie de altares ceremoniales así como plataformas y piedras escalonadas. El conjunto cobra mayor contundencia gracias a la presencia del bosque de piedras conocido como LOS FRAILONES.

Este abarca una considerable extensión de farallones gigantescos, que exhiben diversas formas. Algunas de éstas cobran la semejanza de grupos de curas encapuchados marchando en hilera, de ahí la denominación popular del recurso. Un museo de sitito ilustra al viajero sobre el conjunto de CUMBEMAYO.

Foto/Calle de amazonas

Que hacer en Cajamarca

La ciudad fue declarada patrimonio histórico cultural de las américas, por la OEA, en 1986.
El turismo histórico y arqueológico ha creado un circuito natural que da cuenta de las huellas del pasado allí impresas, y de su presente. Sin embargo, la ciudad de Cajamarca es interesante más allá de los productos turísticos creados en su territorio: se trata de un polo urbano vital, dinamizado por la actividad minera en los últimos años, que ha ampliado los mercados de productos y servicios.
Hoy Cajamarca ofrece servicios turísticos de buena calidad para diferentes bolsillos, y comienza a mostrar el rostro cosmopolita de otras ciudades en las que los turistas encuentran hogar temporal. Bares, restaurantes, cafés, discotecas, abren sus puertas al lado de los establecimientos tradicionales donde se divierte la población local. Una oferta diversa de productos lácteos (quesos, mantequilla, yogurt, dulces) justifica ella sola una visita culinaria a este punto del Perú. Festividades religiosas y profanas que se van enriqueciendo a través del tiempo: el carnaval, la semana santa, el Corpus Christi, entre otras. Urbanizaciones y centros comerciales modernos extienden la ciudad en lo que fueran trozos de campiña, mientras que las inagotables aguas termales se incorporan como ventajas competitivas en hoteles y hostales. Comencemos a conocer Cajamarca. Los puntos obligados del circuito urbano son los siguientes:

Plaza de Armas

Aquí se produjo la caída del imperio incaico

Iglesia Catedral

Iglesia con fachada más grande y decorada de Cajamarca

Iglesia San Francisco

Fue el primer templo levantado por los españoles

Cuarto del Rescate

El inca lleno de oro y plata este recinto

Conjunto monumental de Belén

Extraordinaria cúpula con tallados policromados

Conjunto La Recoleta

Conformada por la iglesia y el convento de recolección Franciscana

Cerro Santa Apolonia

Espléndido mirador con la “Silla del Inca”

Casonas Cajamarquinas

Pórticos tallados en piedra