La Granja Porcón

A 30 km al norte de la ciudad de Cajamarca se encuentra la Granja Porcón, ejemplo exitoso de una cooperativa agropecuaria en pleno funcionamiento. A diferencia de tantos otros proyectos similares afectados por la reforma Agraria, que vieron disolver la propiedad original en parcelas minúsculas con la consecuente caída en la productividad, la granja Porcón ha arrojado un alentador resultado. Gracias a un proyecto de forestación iniciado por una misión belga en los años ochenta y a los oficios del dirigente Alejandro Quispe, actualmente gerente de la granja, se frena la parcelación de la tierra y se conserva la propiedad colectiva bajo la forma de una cooperativa, la Atahualpa Jerusalén. Hoy son más de diez mil hectáreas las que están forestadas con cerca de trece millones de pino. Al impacto visual que producen estas inmensas áreas verdes, se suma la presencia de carteles con mensajes bíblicos a lo largo de la carretera, puestos allí con una clara intención didáctica. El 96% de las familias que integran la granja como socias, practican la fe evangélica, lo que en opinión de Alejandro Quispe quizás sea la mejor explicación del éxito de la empresa, debido a la disciplina y solidaridad con la que ésta se conduce. En la Granja Porcón se levanta un albergue muy agradable para los viajeros que deseen quedarse por unos días. Programas los hay, variados e interesantes: caminatas, participación en la pesca de truchas en el criadero de la Cooperativa, lo mismo en los talleres de tejido y de la elaboración de extraordinarios productos derivados de la leche. En el comedor para huéspedes se degustan los productos locales, entre los que destacan las setas, extraordinarias, que crecen de manera silvestres en los bosques de coníferas.

Granja Porcón - Cajamarca

Foto / Granja Porcón

Porcón

El pueblo de Porcón está ubicado en la serranía esteparia de Cajamarca, camino a Bambamarca, a una altura que va entre los 3000 y los 3800 msnm, y a 20 km al norte de la ciudad de Cajamarca. En esta zona se asentó un mitimae cañari, ordenado por Tupac Yupanqui, como parte de la clásica estrategia de expansión y dominio inca. Actualmente Porcón bajo es visitado por sus talleres artesanales, donde los pobladores realizan trabajos de tallado en marmolita y granito. Son también muy conocidos sus tejidos. El viajero no habrá de perderse una visita al cementerio del pueblo, pues las lápidas policromadas ilustran muy bien sobre sobre la excelencia de los talladores de piedras. Es célebre la Fiesta de Cruces de Porcón, el domingo de Ramos de todos los años (Ver. Fiesta de Cruces).

Cascadas de Llacanora

Hermoso clima y un bello paisaje

La Collpa

Crianza de ganado vacuno y lanar

Iglesia San Francisco

Fue el primer templo levantado por los españoles

Cuarto del Rescate

El inca lleno de oro y plata este recinto

Conjunto monumental de Belén

Extraordinaria cúpula con tallados policromados

Conjunto La Recoleta

Conformada por la iglesia y el convento de recolección Franciscana

Cerro Santa Apolonia

Espléndido mirador con la “Silla del Inca”

Casonas Cajamarquinas

Pórticos tallados en piedra